Resumen del Primer Encuento ‘Diálogos. Andalucía – Cataluña’

Resumen de las intervenciones en la Comisión 1.
Nuevos y viejos problemas: Europa, España, Cataluña, Andalucía

Imagen Comisión 1. Fotografía: Victoria HidalgoEn distintas intervenciones partimos del conocimiento histórico y económico de las cuatro entidades.

Puntos que creemos más importante y que centraron las reflexiones y el debate:

1.- En Catalunya y en España existe una fuerte tensión emocional que puede agravarse en los próximos meses con el desarrollo del juicio a los presos independentistas. Esto puede ensanchar la fractura en la sociedad catalana, aunque los presentes no estuvieron de acuerdo en la dimensión y el alcance de la misma. Sí coincidimos en que hay una fractura política y una sociedad tensionada políticamente.

2.- Creemos que hay y son necesarios mecanismos y fórmulas para rebajar esta tensión. Un ejemplo pueden ser estos diálogos entre catalanes y andaluces, que todos celebramos. Cómo se articularían y cuáles serían esos mecanismos es difícil de decir; evidentemente no hay soluciones totales ni a corto plazo, pero podemos ir avanzando con propuestas parciales entre las que podrían proponerse:

  • Destacar lo que hay de común en nuestras culturas, tradiciones orales, historias compartidas y dejar en evidencia los relatos históricos monotemáticos e interesados.
  • Elaborar discursos integradores desde Catalunya hacia España y desde España hacia Catalunya.
  • Proponer el conocimiento de las distintas lenguas del Estado en todo el sistema escolar. Conocer las distintas culturas, las literaturas en las cuatro lenguas.
  • Reconocimiento de las identidades múltiples tanto en Andalucía como en Catalunya. En aras a fomentar una cultura mestiza.

3.- Sin embargo, reconocimos que, en las actuales circunstancias, con dirigentes sociales y líderes políticos independentistas en prisión preventiva, una situación que es injusta, es muy difícil abordar un programa de normalización de la convivencia dentro y fuera de Cataluña.

4.- El reconocimiento de un Estado plurinacional es una cuestión necesaria para la resolución del conflicto. Un Estado que se reconociese en su plurinacionalidad, y su pluriculturalidad, con orgullo, podría facilitar un proyecto inclusivo y atractivo.

5.- Reconocimiento de la plurinacionalidad, pero también de la existencia de capitalismos diversos en España que, al igual que la lengua o la cultura, son también motor de identidades. Por ejemplo, la identidad andaluza tiene mucho más que ver con su realidad económica que por su especificidad cultural. Y no por ello debe tener menor consideración. .

6.- Constatamos que el relato nacionalista, el de los nacionalismos en general, sirven para eludir hablar y tratar la distribución de los recursos y de los problemas de clase.

7.- Consideramos que más que un problema de Cataluña, se trata sobre todo de un problema de España. A lo largo de la historia el Estado no ha resuelto el problema de su diversidad territorial, cultural y económica; carece de un proyecto inclusivo de toda su diversidad. En el pasado ha habido propuestas y fórmulas alternativas de construcción del Estado que deberíamos explorar y reconsiderar.

8.- Debatimos sobre la idoneidad y la vigencia del estado-nación; considerando unos que debe ser superado hacia el estado plurinacional insertado en espacios superiores como Europa y otros defendieron la necesidad de reconstruir el estado y la nación en clave republicana. Es decir, con los valores republicanos. Cualquier solución debe pasar sobre cómo insertarse en el proyecto europeo.

9.- Entre las posibles soluciones transitorias se habló del Referéndum y se dijo que un referéndum binario, hoy, ya no puede arreglar nada. Se afirmó que la solución no es votar, sino que se ha de votar una solución. Y otra intervención concretó más al decir que la solución democrática es votar. Por eso, se afirmó: vamos a votar el acuerdo entre los catalanes, y el acuerdo entre los catalanes y los españoles.

10.- En esta reconstrucción del Estado o en la elaboración de un proyecto de un nuevo Estado, es fundamental la visión y el papel de las periferias como estamos haciendo en este Encuentro.

Por último, todos celebramos el Encuentro que nos ha permitido escucharnos y conocernos mejor, y expresamos el deseo que tenga continuidad, esta vez en Barcelona.

NOTA ACLARATORIA DE ANTONIO RODRÍGUEZ ALMODÓVAR:

Me gustaría aportar dos matizaciones a lo recogido respecto de la mesa 1.

-1ª El punto 4 me parece demasiado rotundo para lo que fue la
discusión. Dice: “El reconocimiento de un Estado plurinacional es una
cuestión necesaria para la resolución del conflicto.” No reconozco una
conclusión tan concreta. Me pareció que el debate sobre algo tan
importante se inclinaba más por la preeminencia del concepto
“Pluricultural”. Yo mismo así lo defendí en el pleno y creí percibir un
grado de consenso suficiente. Al menos debería matizarse, como algo que
estuvo y quedó en cuestión.

-2ª El punto 5 afirma: “La realidad andaluza tiene mucho más que ver con
su realidad económica que con su especificidad cultural.” Tampoco me
parece que se alcanzara ese grado de concreción. Mi posición al
respecto, aunque puede que no lo expresara con claridad suficiente, es
más bien lo contrario: que la personalidad cultural de Andalucía se ha
desarrollado, a pesar del sistema económico caciquil; así ha ocurrido,
por ejemplo, en el flamenco y en el habla andaluza, esta última como un
estadio avanzado en de evolución del castellano, al margen del
centralismo lingüístico. En otros asuntos, como las tradiciones orales
-esto sí está recogido en el resumen-, existe una profunda unidad
folclórica entre las diversas partes de España.

Resumen de las intervenciones en la Comisión 2.
Economía, trabajo y sociedad. Las actuales sociedades en transformación

Imagen Comisión 2. Fotografía: Victoria Hidalgo1.- Estamos ante un marco social en movimiento en un Estado nación en crisis: el marco adecuado es la Unión europea.

2.- El derecho a decidir como ciudadanos en todos los aspectos de la vida.

3.- Papel del municipalismo

4.- Sociedades metrópolis. Humanidad urbanizada.

5.- Conflictos reales y visiones simbólicas

6.- El mestizaje como parte de una solución futura. La emigración andaluza y su sentido en la Cataluña del siglo XX. Los nuevos grupos de población, los ‘nouscatalans’. Mestizaje e identidades

7.- Valoración de los diálogos desde la “sociedad civil”.

8.- Devaluación del tema del ‘trabajo’ y su papel de cara a la construcción de una ciudadanía.

9.- Elites, partidos y su papel en la des/organización social: radicalización de las elites frente a la moderación de los ciudadanos.

10.- Revisión del modelo de financiación y estudio de los desequilibrios.

11.- Papel de la cultura a la hora de reforzar las conexiones entre diversos territorios y sociedades

12.- Asistimos a una etapa de exaltación de los individual y de pérdida de lo comunitario.

13.- Respuestas identitarias frente a demandas sociales: soluciones placebos y efectos perturbadores entre los jóvenes.

14.- Cataluña y Andalucía: dos realidades diferentes pero más unidas que separadas.

Resumen de las intervenciones en la Comisión 3.
Nación, nacionalidad, región: cultura, marco institucional

Imagen Comisión 3. Fotografía: Victoria Hidalgo

1.- La comisión constata un amplio consenso en el agotamiento del Estado autonómico: es un problema estructural y Cataluña es una parte de ese problema.

2.- Amplio acuerdo por la reforma constitucional, menor sobre un proceso constituyente puro.

3.- Acuerdo por una reforma en clave federal: ¿qué tipo de federalismo?

Otras deliberaciones:

1.- Reivindicar la plurinacionalidad del estado, sin caer en debates nominalistas y en la capacidad para integrar la diversidad. Xenofobia y endofobia.

2.- El modelo constitucional de Nacionalidades y Regiones es un modelo agotado.

3.- ¿Cuál sería la propuesta que pudiera atisbar una solución al problema?

4.- Estamos en un contexto político adverso pero sin ceder ante el pesimismo: desarrollar palancas para el cambio

5.- Diálogo como compromiso activo para “cambiar actitudes”. Voluntad de entendimiento incluso o a pesar de los desacuerdos.

6.- Romper impasses, bloqueos.Cultivar la idea del consenso como punto de llegada

17- Estamos en un contexto supranacional del que no podemos aislarnos.

8.- Un balance de situación: ¿dónde nos encontramos?Crisis del Estado social y crisis del Estado autonómico: ambas se alimentan y agravan el resultado

9.- La actual encrucijada reclama la urgencia de reforma pero en un contexto adverso: necesitamos continuar, caminar.

10.- Se constata la existencia de dos tipos de actitudes:Gente que trabaja por la divergencia y gente que trabaja por el diálogo

11.- Una propuesta de reforma constitucional a largo plazo pero siendo consciente de que habrá que dominar los plazos cortos, las pequeñas iniciativas o gestos. Estamos ante una maratón pero tenemos que aprender a correr los cien primeros metros.